Artículos

Introducción

admin1838 views
Vase with a flower on the windowsill country house.
La energía luminosa

La energía luminosa proporcionada por el Sol es esencial en el proceso de fotosíntesis. Sin él la vida en la tierra no podría existir. Desafortunadamente, tener incluso un poco de control sobre el Sol siempre seguirá siendo un sueño de los plantadores porque la estrella en el centro de nuestra galaxia produce y suministra energía bajo sus propias condiciones, independientemente de nuestras necesidades. Estaba claro que las necesidades del mundo actual requerirían fuentes de luz artificial independientes. Desde la invención de la primera bombilla los científicos hicieron un gran esfuerzo para crear un producto que podría reemplazar al Sol en el proceso de fotosíntesis.

Las primeras lámparas tradicionales inventadas han sido capaces de satisfacer las necesidades de los plantadores sólo parcialmente y además, su eficiencia fue cuestionable. Esta tecnología obsoleta sigue teniendo sus verdaderos creyentes. Al principio, la invención de la tecnología LED (Light Emitting Diode) no causó ninguna revolución. La tecnología era costosa, poco desarrollada y disponible para pocas personas. Después de más de 60 años de estudios, experimentos y decrementos de precios, el mercado de LED Grow Lights se ha cambiado para siempre.

Gracias a su rendimiento extraordinario y la eficiencia energética, los productos basados en la tecnología LED se han convertido en un indiscutible líder en el mercado. Es obvio que la calidad de la lámpara no está determinada solo por el número de lúmenes sino por factores más complicados como RFA, PPF, PPFD y DLI , que se describen a continuación.